Un txotx con jarra

27-02-2021

La temporada de sidrerías ha comenzado con un mes y medio de retraso y con restricciones. Al límite de aforo se le une la prohibición de realizar el tradicional txotx, que será sustituido por jarras

Hace casi un año desde que Jesús Ángel García decidió cerrar las puertas de la sidrería Larraldea, den Lekaroz, un día antes de que se decretara el estado de alarma y por consiguiente, el cierre de todas las actividades declaradas no esenciales. Cincuenta semanas más tarde, por fin, este sábado ha podido abrir las puertas de su establecimiento, con ganas, ilusión y bastante incertidumbre, "abrimos, pero sin saber si nos dejarán mantenerla abierta hasta el final de la temporada", señala. Y es que el año pasado, si bien pudieron comenzar la temporada como siempre, cuando empezaba la temporada alta, hacia primavera, tuvieron que echar el cierre. Fue un duro golpe para todo el mundo, también para la sidrería. Curiosamente el año pasado Larraldea fue la encargada de abrir la temporada de txotx. Es una de las cinco sidrerías, la más veterana, que componen la Asociación de Productores de Sidra de Navarra Dolarea (lagar), junto a Linddurrenborda, de Lesaka; Behetxonea, de Beruete; Martitxonea, de Aldaz, y Toki-Alai, de Lekunberri. En ellas se produce la llamada "sidra artesana de ciclo cerrado", que incluye todo el proceso, desde el cultivo de la manzana y su procesado hasta el embotellado y la venta de la sidra. Cada año, una de las cinco sidrerías se encarga de organizar el primer txotx de la temporada, que da el pistoletazo de salida a la temporada sidrera. Este año no se pudo empezar la temporada como siempre en enero, pero tenían todo preparado para celebrar el primer txotx el 23 de febrero en la sidrería Toki-Alai, pero el cierre de la hostelería lo imposibilitó. Han pospuesto el acto hasta el año que viene, "porque con las medidas que hay tampoco tiene mucho sentido".

 

Fuente: Noticias de Navarra